¿…Pero “Blogstar”?

En este momento, justo ahora, hay una premiación a los blogs (twitter, facebook y hasta youtube incluidos) con una categoría de “blogstar”, una acusación a un “blogstar” por un ex-ministro aprista, el reconocimiento de un periodista “blogstar” como profesor universitario y el más influyente de la web, hay otro “blogstar” que bla, y otro “blogstar” que bla bla bla…

No me vacila ni estoy de acuerdo con la denuncia a Godoy por parte de Mufarech. Es curioso cómo viene todo esto con la “ley de censura” que se viene discutiendo. No sé toda la dimensión que puede tener esto, pero parece que un blogger cualquiera podría estar en peligro incluso con rebotar un link…

Lo que sí me vacila es que con esto, efectivamente, los blogs aún no han muerto. Y que justo ahora se ponga otra vez en relieve que los blogs son valioso como herramienta de comunicación  y que hasta pueden poner en jaque a un gobierno y todo ese rollo. Y lo que más me vacila, encima, es que justo esto le ocurra a uno de los “blogstars” de la misma manchita que se rebotan links unos a otros y se felicitan los unos a otros y que anuncian que “Los blogs han muerto“.

Y justo todos ellos son “los blogstars”. Ya saben quiénes son: Sifuentes, Burneo, Bustamante, Godoy, etc. Los que se rebotan unos a otros, ¡Qué buen equipo de baloncesto harían si tuvieran pinta de practicar algún deporte!

_._ 

¿…Pero “Blogstar”?

-WTF…

Nunca me sentí cómodo con el término. Primero, porque nunca lo entendí. Se supone que el blog y la internet representan, más que la democracia, una especie de “socialismo” en la web. Y hasta me causa gracia que se basen en un afiche soviético para graficar lo que es la Web 2.0. Sin embargo, el hecho de que una persona tenga una existencia como “blogstar” como que da a entender que su opinión está por encima de la del resto en una dimensión que vá más allá del mero respeto a su enfoque personal de las cosas, a sus méritos para obtener fama y al conocimiento que maneja y que lo ha llevado al sitial donde está. Pero no entiendo porqué estar orgulloso de ser “blogstar”, si se supone que todos tenemos las mismas oportunidades de ser leídos, comentados, aportar nuestras ideas, algún video novedoso, alguna imagen graciosa…

Segundo, cuando era conductor de Telúrica.com, algunos me decían “pero tú eres un blogstar…”. Sí, muy bonito todo, pero si era un blogstar por estar en un videoblog, entonces ¿qué venía con eso? ¿Había beneficio con eso más allá que te comentaran dentro de Telúrica? Ya ví que la fama no es para siempre ni es absoluta: No todos los que me veían en Telúrica entraban a mi blog. Para algunos sólo era un tipo que además de “conducir” hacía algo llamado “editar”, cosa que no parecía tan interesante como hablar del negocio de clicks, los egotrips y matizar política con chongo y palabras en inglés. Y claro, no parecería un sujeto de atención para sus comentarios acostumbrados entre sí.

No entendía porqué “los blogstars” acá son blogstars más que todo por hablar de política o entrevistar gente famosa, ya que, se suponía que la Web 2.0 servía para abrir ventanas. Para qué quiero que me vendan como novedoso algo que siempre he visto todo el tiempo (hablar de política, ser chismoso o irreverente y misceláneo a la vez, eso lo veía desde hace años en la TV). Y si se abrían ventanas, pues, ¿ventanas para quién? ¿Para escritoras eróticas, chismosos incorregibles? Pasa en la tele, pasa en las películas. Además, mucho tiene que ver el soporte: Díganme si los blogs “Busco novia” o “Busco novio” hubieran tenido ese arrastre que han tenido si no hubieran tenido una plataforma como El Comercio que los alojara. Si alguien como Renato Cisneros causó la sensación de la Feria del Libro del año pasado con la versión escrita de su blog, pues no sé qué habría pasado si no hubiera tenido la iniciativa (o el encargo, eso no lo sé ni me consta) de haber lanzado justo ese contenido con ese título en la web de El Comercio. Intuyo que si hubiera lanzado un blog realmente por su cuenta hubiera sido distinto (no digo lo contrario, sólo distinto).

Y no sé cómo será ser un “blogstar” en EEUU o en otros países, pero aquí es más de lo mismo, como los famosos: usualmente pertenecen a cierta argolla. Si revisan la clase política, es muy raro que salgan nuevos, pero esos nuevos que salen surgen en el seno de argollas o se asimilan a una o se crean una (vean cómo llegó al congreso Luciana León, no se habla de más congresistas chibolos). Lo malo es que el Perú suele ser un país de “pocos”. Así, “pocos”, porque hay muchos, pero se privilegia siempre a los “pocos” que, a eso que se llama “el sistema”, le conviene. Por eso no ves varias argollas poderosas como en otros países. Aquí suele concentrarse todo en “pocos” puntos, en “pocas” corporaciones, “pocos” candidatos presidenciales, “pocos” equipos grandes, “pocos” pintores famosos, “pocos” novelistas de prestigio, “pocos” canales peruanos, “pocas” misses, “poco” de todo. Por eso, como son “pocos”, hay que “apoyarlos y cuidarlos”, porque son “nuestros créditos”, porque “no hay otros”.

O sea, el pez grande en el estanque pequeño. Así también, hay “pocos” Blogstars en una blogocosa aún pequeña, que “matan” a los blogs cuando les conviene (los ignoran), y cuando les conviene, están más vivos que nunca (hasta que les incomodan). Que rebotan links, parafrasean información, y si conviene, le echan flores al del post de origen, pero si no les conviene, pues lo ignoran con todo. Quieren hablar donde les interesa pero ponen sus tweets en privado para que no los fastidien, no atienden mails así nomás, no van a eventos que no les importa. Pero eso sí, repórtense con todo inmediatamente si algo les trae beneficio. Y no necesariemente en clicks.

Claro. Ya consiguieron lo que querían: De criticar al otro medio pasar a formar parte de él. Si youtube es el la TV del futuro, ¿porqué diablos no se quedan allí? Se van a un medio obsoleto como la TV aún analógica en Perú… que tal “downgrade” (¡Wow! ¡Qué cool es esto de meter palabras en inglés así nomás!). Si el Twitter mató a los blogs que a su vez dizque están matando a los diarios o algo así, ¿porqué diablos aparecen como columnistas en los periódicos impresos? ¿No que el periodismo ciudadano y cuidar los árboles y todo eso? Y si tanto les interesa la Internet para hacer amigos, ¿porqué diablos no manifiestan su diversidad aumentando su cholósfera en lugar de restringirla?

Obvio, yo no soy ningún santurrón y no me las puedo dar de intelectual. Sé muy bien que mi metas pasan por entrar al establishment como que de algún modo estoy en ese mercado, aunque ahora tenga un perfil muy bajo. Si eso ocurre, tendré que negociar y tendré mis conflictos. Además, soy de lo más fresa que existe: 1) hablo japonesadas en un videoblog para los otakus; 2) yo mismo resalto que un actor que diga que no quiere difundir abiertamente su trabajo es un mentiroso (que es muy distinto de querer ser famoso o no); 3) me gustan las telenovelas koreanas, brasileras, mexicanas y colombianas, los programas de humor argentinos y las películas de Hollywood (y me gustaría actuar en los mismos); 4) y si alguien me ubica en Google es gracias a que he estado cierto tiempo en un videoblog muy concurrido como Telúrica. Pero…

…Creo que mi experiencia ha sido distinta de “los blogstars”, pues he tenido que interactuar directamente con distintas variables de expresión (teatro, baile, expresión corporal, conducción de eventos), escenarios variados (teatros, auditorios, internet, video, etc.), y más aún con diversos tipos de público en lugares delimitados: amas de casa en mercados de barrio (teatro aplicado al marketing BTL), niños en el parque, reclusos en Castro-Castro, funciones vendidas a universitarios, eventos en idioma japonés, etc. Si hubiera empezado desde muy arriba o si hubiera tenido toda una maquinaria atrás casi desde el saque, pues, conociéndome, creo se me hubieran subido los humos como para no tomar en cuenta que el público también interactúa con uno. Porque uno mismo se debe a ellos y si tienen la oportunidad de responderte y aportar algo a un diálogo escénico entre público y actor (que se supone está en un nivel distinto y tiene que llevar el espectáculo), pues imagínate qué sería en un lugar como Internet, donde nos venden la idea que todos participamos como iguales, por igual, donde no hay preferencias.

Y eso no puede ser, porque como en todo, siempre habrá gente que destaque, y es inevitable. Lo que no debería ser, tampoco, es que los que destacan traten de acaparar toda la atención. La web permite la existencia de gurúes en todo (programacion, sexo, espectáculo, etc.), casi en la misma forma que en los medios tradicionales. De hecho, si no fuera por el ámbito de la Internet local yo no habría sabido quién es José Alejandro Godoy. Pero quienes tienen cierto peso en la Internet local no deberían promover sólo a cierta gentita tipo José Alejandro Godoy, por ejemplo. Y como dije antes, si a estos señores les interesara el fútbol, pues, albergarían entre ellos a alguien que le guste el fútbol o, de hacerlo, mencionarían al fútbol como algo natural en nuestra sociedad. Y algunos lo hacen, caso Manrique. Pero igual, Manrique como los otros siguen con los mismos chistes sobre los mismos bloggers… Un foro es, creo, mucho más comunitario en ese sentido.

Y las caras nuevas tienden a veces a parecerse un poco a las anteriores, al menos un poco en la forma. Me vacila leer al Malapalabrero por sus contenidos y hasta por su léxico, pero incluso ya me parece mucho cuando escribe todo el tiempo en su propio lenguaje. Sobrepasó a Sifuentes en el uso de anglicismos aunque, bueno, también es estilo de uno y de otro, y lo del Malapalabrero en sí es auténtico. Lo que sí me parece hasta el perno es que hay cada geek, cada friki, cada comentarista político, etc., o en resumen, cada aspirante a “blogger” que se mata escribiendo lo que el adsense les pueda dar, imitando a “los blogstars” su manera de emplear la licuadora, y meter comics, gadgets, calatas y congresistas en un mismo blog, y cuya línea es “yo también quiero ser famoso como ellos y si me rebotan, entraré en la gloria y llegaré a las cuchucientas mil vistas”. Están en su derecho, aunque su horizonte me parezca torcido (que no retorcido, son más bien inocentes, diría yo).

_._

Hace años no creí que iba a decir esto, pero ahora me pregunto… ¿Tener blog o twitter te convierte en alguien?

Pues ya no.

O bueno, quizás sí… si es que tu existencia está basada en la web que, como todo medio, no es más que una proyección de uno mismo. De repente uno no es tan cool, tan maluco o tan agudo como suele representarse, 0 de repente más. Pero igual se proyecta algo que sólo personas como uno mismo podría hacer. Pero el blog es algo impreciso. No lleva parámetros como en un espectáculo. Ni siquiera estás obligado a enfrentar a una audiencia. La audiencia puede ser selectiva y buscas o te buscan y de algún modo lleva a una restricción a ver ciertos contenidos. Y si no sabes dónde buscar, la “viralidad” o la publicidad te proponen opciones.

Y aquí va: ¿Quién auspiciaría un blog de cocina novoandina? Pues alguien que esté interesado en la cocina o que vea una oportunidad en el actual boom de la alta cocina en Perú. Y a si un patrocinador importante se le ocurre auspiciar un blog de cocina malgache es porque cree en la cocina de Madagascar… o porque prepara o come comida malgache. Ahora, nadie así nomás en Perú consume cocina de Madagascar, pero basta con que a una gentita que maneje cierto arrastre en opinión (auspiciadores o “famosos”) le guste como para que a los demás les interese conocer. Y si no presentas más opciones, pues asumes que lo que te dan suele ser bacán, adecuado, preciso.

El problema es que hay muchos tipos más de cocina. Y si te gustaba la comida tibetana y quieres exhibirla del mismo modo y si no hay ningún auspiciador o “blogstar” que le interese la comida tibetana, pues simplemente no te considera, aunque hagas un blog completísimo al respecto. A menos que te hayas dedicado a tu blog toooooodo el santo día para obtener las visitas suficientes como para que te consideren. Pero, vamos. Si has tenido harta y vasta experiencia con la cocina tibetana, anime koreano, fútbol de Uzbekistán o sombreros australianos, pues de hecho algo tienes que contar. Alguna vivencia que compartir.

El problema surge cuando no hay nada que contar. Por eso hay cada persona que rebota y rebota todos los días, quiere salir de su anonimato hablando de gadgets por aquí, Paris Hilton por allá. Quiere buscar un estilo cool como sea y postea a diario como puede. Si no tienes algo consistente qué contar, pues menos vas a poder bloguear o twittear o facebooksear. Por lo tanto, tener un blog, por el mero hecho de tenerlo no te hace alguien. No postear también te pasa la factura.

Y haber sido famoso desde antes ayuda (todo el mundo que está pendiente del Twitter de Gianmarco, por ejemplo). Y ser guapo o guapa (o hablar sólo de puros guapos y guapas), ufff, ni se diga…

La vivencia de cada persona se trasluce en lo que uno muestra. Es una proyección de sí, desde las más expresiones más banales hasta las trascendentes. De lo minimalista y sencillo hasta el orquestar a multitudes. Pero si todo lo que pones en Twitter es “no sé si echarle 2 ó 3 cucharaditas al café”, pues, es lo mismo que “habló la vaca y dijo mu”. Y si tu blog es puro rebote para ganar clicks por el ad-sense, pues estás acaparando el tiempo que algún otro blog realmente interesante puede merecer. Peor aún se le quitas la chance a la gente cuando la pasas por encima ninguneándola, no citando fuentes, o no recurriendo a otras fuentes nuevas.

_._

Un premio al mejor blog en el día del blog, pues, se ha respeta la decisión. Es legítimo el derecho de organizarlo. En otra ocasión me vacilaba. Pero ahora siento que es como premiar a un ser humano en un concurso de “20 seres humanos”, en el que te postulan por el mero hecho de ser un humano, un homo sapiens. Y premias “mejor niño”, “mejor cuerpo”, “mejor cerebro”… Naturalmente los que hayan hecho méritos para hacerse famosos destacarán porque definitivamente van a tener más votos, sean méritos por sus actividades o porque se movilizan para captar clicks. Si no eres Homo Sapiens, fuiste. ¿Pero qué si alguno de los rankeados no ha llegado ni siquiera a Neandertal?

Igualito, es inevitable mirar arriba de la pirámide de credibilidad. Los que estén arriba pueden cerrarle el caño a cualquiera que le de la gana y admitir a quienes les interese. Y claro, puedes llamar la atención por cualquier cosa. Pero creo que hay blogs (y blogs peruanos) con infinitamente más calidad que el utero o que la habitación, que el piso, etc. Pero bueno, si hubiera alguien como la Madre Teresa de Calcuta cuya labor empezara hoy mismo y registrara sus impresiones diarias en un blog, al cabo de un tiempo podría mover cierta sensibilidad social, apoyo, y fama como algo colateral. Pero alguien así no buscaría cimentar su blog en base a rebotes de los “blogstars”, por más eco que buscara para que se conozca su labor social, puesto que, además, sería desinteresada. Los intereses, más bien, son de prestigio, visitas, credibilidad.

Además, los “blogstars” aquí suelen preocuparse por otras cosas más importantes: Política, internet, demostrar que son cultos, que ser como ellos es ser bacán y, claro, lo que dicen entre ellos mismos. No entendía porqué Gustavo Faverón (o como siempre escuchaba, “Faverón”, así a secas) causaba tanto revuelo (y luego lo ví y tampoco estoy de acuerdo con él). Pero resulta que en su blog el tema principal es la literatura además de sus opiniones sobre la blogósfera y todo eso. Pero no me llamaba la atención leerlo sólo porque la gentita lo mencionara. Es más, me diera la impresión que destacan sus pleitos blogosféricos sólo porque entraban al terreno de lo “in“, de lo “cool“, de “los bloggers” (los famositos, claro). Si alguien alaba a Iván Thays en la blogósfera es porque alguien como él, además del prestigio que tiene, se animó a sacar su blog. Y hubo un pleito en la blogsósfera sobre escritores, del que me enteré demasiado tarde (conocí la blogósfera cuando el pleito ya había terminado), que llamó la atención de todos esos programadores, periodistas, chismosos y politólogos sólo porque, me parece, se manifestó dentro del ámbito de “los blogs”. Es como esa gente que de repente se dió cuenta que las mujeres también podían pelear en un ring sólo desde que vieron a Kina Malpartida con la foto de campeona (a gente que antes no le interesaba si existía boxeo femenino o les parecía exótico) y sólo desde entonces la asumen como un ícono nacional. “Los blogstars”, siempre con “lo ultimito”, con “la novedad”, ¿n0?

_._

“La novedad”.

Hasta cierto punto, sería lo normal eso de “la novedad” y el interés. Me pongo de abogado del diablo: Si en un inicio hubiera sabido que “Tony Roma’s” había sido propiedad de Hristo Stoichkov (el ex delantero del Barcelona), hubiera ido hace años. Ahora ya no me llama tanto la atención porque en el mismo artículo que leí eso me enteré también que él tuvo que vender la franquicia porque le iba mal. Además no voy a restaurantes especializados en carnes simplemente porque no me llaman la atención. Por el contrario, suelo ir a comer chifa y pizzas. Sin embargo, siendo yo alguien metido en oficios calificados hasta de “angurrientos” como la actuación y los audiovisuales, no creo que lo de “la novedad” me enajene tanto como a “los blogstars”. Yo no me pavoneo de saber comer sushi como “la novedad” porque sé lo que es la comida japonesa años antes de que se implantara la moda del sushi, incluso años antes de conocer Japón.

Apuesto que si Magaly Solier no hubiera aparecido en las películas de Claudia Llosa, no creo que ni Burneo ni Sifuentes le hubieran dedicado siquiera una línea. Y si hubiera sido actriz de películas independientes nacionales, de las misias pero pujantes, ni siquieran se enterarían de su existencia. Sin desmerecerla, en el teatro peruano y en las producciones independientes hay muchas chicas de su mismo tipo físico, pero no hay quien les interese entrevistarlas, porque al fin y al cabo, no han sido tocadas por la varita mágica de la gentita. No aparecen en las obras de la Plaza ISIL ni les proponen destacar en cosas que no se parezcan a las miniseries folclóricas. Pasa lo mismo que toda la vida. Claro, podrían ser tomadas en cuenta por algún director con oficio, pero como hay buenos directores que también guardan perfil bajo, pues dudo que esas actrices noveles sean ubicadas por Chela de Ferrari, Juan Carlos Fisher o Raquel en Llamas. Por lo tanto, no entrarán a formar parte de la “gentita” que siempre tiene chamba y a la que no les cuestionan nunca nada en voz alta… a menos que surja algo demasiado rochoso, claro (como a Jimena Lindo y esa nota de vender chullos en Cannes). O sea, no serán “la novedad”, la cual, al final de todo, termina encerrándose en torno a cierto sector socio-económico, cierta formación, ciertos apellidos, etc. Ergo, será muy difícil que “los blogstars” se acerquen a indagar de manera constante por la calidad del trabajo de los teatristas independientes. Noooo. Ellos siempre con “la novedad”, son “la novedad” y siempre serán “la novedad”, pero nadie más que ellos o lo que digan ellos puede ser “la novedad”, aún si otros, aún ignotos, producen algo de calidad.

Y en nombre de “la novedad” se cumple aquí, como siempre, eso de que más vale malo conocido que bueno por conocer…

Anuncios

8 Respuestas a “¿…Pero “Blogstar”?

  1. Pingback: Combitos promesas bonitas y falsas »

  2. Pensé que era la única que pensaba así.

    Aparentemente, escribí un artículo parecido, sin saber que había alguien más por aquí que también había despertado de ese extraño sueño en que “todos” podríamos ser “blogstars”.

    Saluditos.

  3. Pingback: Agencia de Noticias Spacio Libre - Primer y último post sobre la guerrita de moda

  4. Wow!, extenso artículo. Más bien parece una descarga mediante la cual se lleva a cabo una gran catarsis.

    Hay muchas ideas pero creo que la principal es la desilusión. La decepción de ver como un nuevo medio, con tantas promesas de igualdad, originalidad, democracia y espontaneidad termina contagiándose de la mismas lepras de los medios tradicionales.

    Pero Roberto, yo creo que hay algo que no está integrado en tu pensamiento, haces una diferencia entre el sistema y tú. Esa manera de pensar la has heredado. Siempre tienes el concepto de heroe y justicia desde que leí lo de Rocky. En mi opinión el sistema, la matriz, el estableshiment como le dicen, no existe. Pensar en el sistema y el heroe es un modo antiguo de pensamiento que genera mucha pérdida de tiempo y te impide entender mejor las cosas.

    Mira, la demostración de que el sistema no existe está en que la blogesfera peruana apenas apareció, se vio contaminada por las mismas taras de los otros medios y eso es porque el ser humano arrastra su forma de ser a donde llegue.

    Lo que existen son personas y métodos nada más. Las personas enfermas crean sistemas enfermos, personas sanas crean sistemas sanos. No existe un “gran sistema sano” que cree personas sanas.

    ¿Dónde está el sistema, cuándo lo viste? Si me dices que es una construcción mental entonces es súper simple de cambiar y si me dices que son las normas establecidas entonces ¿quién las estableció? ¿Lex Luthor? o alguien como tú y yo. ¿Qué la gente con poder maneja el sistema?, ¡qué novedad! entonces convierte en alguien de poder si piensas así.

    Deja ese rollo del bien y el mal. Si Inventarte y su mancha quieren hacer lo que hacen, está bien, ellos no son los malos, no son demonios, ellos apuestan a una forma de ser, a un método de hacer las cosas y ese método lo llevarán donde sea. La Web 2.0 no es la Santa Virgen que ha sido contaminada.

    El sistema no existe. No existen los malos ni los buenos. Existen las personas y sus métodos. Si tu método es más adaptado, más inteligente, mejor, entonces a ti te hará más feliz. Ellos tienen sus métodos y los hacen felices y eso es lo que les funciona. En todo caso, gana el que puede hacerle creer a los demás que sus métodos son los mejores. Es la vieja historia de la humanidad, desde los monos. El mono más torpe busca al mono más hábil con la esperanza que lo ayude y de esta forma le otorga al mono más hábil el poder de decidir qué hacer.

    Concéntrate en ti y en tus métodos, olvídate del sistema porque no existe, olvídate del súper heroe, los héroes están muertos en las estatuas.

    Inventarte y su mancha han creado cosas muy buenas y han abierto muchas puertas para mucha gente y sus éxitos seguirán. Renato Cisneros cambió la vida de mucha gente de una manera positiva. Qué bueno que estuvo en el Comercio, es obvio que si hubiera tenido su blog en su casa otro hubiera sido el cantar pero para qué es útil saber eso, ya lo sabemos.

    Si piensas que las argollas, la mediocridad, la envidia etc. tenían que morir en la blogesfera estás equivocado, el ser humano lleva su perfección y su perdición a todo lo que hace.

    Sencillamente dedícate a crear métodos más eficientes, mejores, más poderosos. Si en algo te sirve de consuelo, la mediocridad mental de los argolleros y oportunistas jamás los lleva muy lejos y si brillan un tiempo, luego la historia los olvida. Si tú quieres llegar lejos de verdad y brillar entonces olvídate de estos líos de callejón. Déjalos ser felices en su piscina de plástico y tú comienza a explorar el mar.

    • Hola Arturo!!!

      Bueno, de algún modo parece que aún tengo esa aura de inmigrante-pujante-enfrentalo-todo-a-pesar-de-todo. No dejas de tener razón. Es cierto que la desilusión también me ha llevado a escribir este post. Voy a comentar alguna sideas al vuelo nomás. pero normal podemos hablar un día. Ya te dije que me parece exquisito lo que escribes y podría haber un contrapunto interesante.

      Después de una serie de sucesos que me han venido ocurriendo desde que escribí este artículo (y que a su momento ya los comentaré, han sido algo fuertes), me he dado cuenta que no puedo dejar de pensar en cosas como el enfrentar aquello a lo que yo llamo “el sistema”, y a su vez tampoco puedo estar ajeno a la realidad de moverme dentro de él. No me gusta la injusticia, pero también he estado aprendiendo a ser más pragmático.

      Acojerse al poder por sí sólo no es suficiente. A la larga, si no hay un fondo dentro de lo que uno hace, se podría terminar con un sentimiento de vacuidad enorme. Pero también es cierto que ninguna Revolución empezó meramente desde cero y desde la pobreza: Las Revoluciones se construyen siempre desde arriba, siempre las financia alguien. Las revueltas sociales habrán sido muy justas y todo, pero siempre han requerido harta inversión económica.

      Y en otro punto, también aprendí que el océano es azul. Yo, decididamente, me voy a buscar otro reino, porque el que me dejó mi padre no alcanza para mí (qué tal ego, eh :P)

      Estamos hablando y gracias por comentar nuevamente, de veras 🙂

      Roberto

  5. Gracias por tus palabras, solo quería puntualizar algo: las revoluciones más grandes de la historia comenzaron desde cero y con una sola persona: la revolución cristiana comenzó con el hijo de un carpintero pobre, Carl Marx nunca tuvo un centavo y por mucho tiempo llegó a depender de la caridad de un amigo para vivir.

    Mi punto no es que no seas un súper heroe sino que el enemigo más grande es uno mismo y su visión del mundo, si construyes una visión poderosa, cambias el sistema, porque el sistema eres tú, tu visión contagia a los demás y los inspira, no hay heroes, no hay sistema, hay creación, hay visión y ese es el poder más grande: crear tu visión y contagiarla al resto.

    Encantado de conversar el cualquier momento.

    • En lo de la visión hay más consenso. Como te digo, he aprendido cada cosa estas semanas. Y cómo uno puede encontrar las más diversas facetas de la naturaleza humana, sobre todo cuando se está en necesidad. Pero bueno, hablar de todo ya será motivo de un cafecito 🙂

      ¡Estamos en contacto!

    • Por cierto, desde este último comentario hasta ahora me he reencontrado con algunas cosas sobre la web de las que me gustaría conversar contigo estos días. ¿Un cafecito, podría ser? Creo que ahora sí. Estamos en contacto!

      Roberto Cuba

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s