Archivo mensual: abril 2010

“Encierro” en New York :D

Sólo decir que es tremendo saber que una producción que hiciste con tus amigos ya ha tomado vuelo.

“ENCIERRO”, de Fernando Montenegro y Producida por Perromostro Producciones, estuvo en un Festival de Cine de Nueva York!!!!

http://perufest.wordpress.com/2010/04/02/encierro-enclosure-fernando-montenegro-2009-68’/

Me siento muy contento de que afuera se difunda más cine peruano y hayan tomado en cuenta nuestro trabajo. Gracias a Claudia Salazar, curadora de esta exhibición de la Universidad de Nueva York. Y por eso allá se titula “Enclosure”, sí, porque estaba subtitulada al inglés.

En la Universidad de Nueva York… 😉

Anuncios

Reformulemos el criollismo (a propósito de la partida de Doña Jesús Vasquez)

Sólo decir, como varios lo han hecho ya, que los homenajes se hacen en vida.

No escatimen elogios mientras puedan y si el elogiado realmente se los merece. Y la señora Jesús Vásquez se los merecía en vida.

Y Alan se trepó al coche otra vez.

Por lo menos esto debería poner en autos a nuestros compositores y arreglistas. Se está yendo el equipo titular de los intérpretes criollos (Oscar Avilés dixit). Ya han habido intentos buenos de replantear la música criolla, y por lo mismo, debería renovarse. Quiero decir, que nuevos intérpretes, nuevos temas, nuevos modos de cantar el criollismo convivan con los de la vieja guardia, que se sepa que alguien tomará la posta dignamente. El criollismo es frescura, es alegría, es tristeza, es picardía, es jarana. Eso no se debe perder, así se produzca y se arregle como parezca. Antes que “adaptar” la canción “La Flor de la Canela”, mejor es crear nuevos repertorios, que se adapten mejor al espíritu criollo, que también ha ido evolucionando. El limeño ha modificado la picardía, no la ha perdido. Hay mucho de que cantar si se toma esto de manera inteligente.

Hay grandes cantantes actualmente, incluyendo a Lucía de la Cruz y a Cecilia Barraza entre otros, pero creo que hay que reformular al criollismo. Y no me refiero a los remixes electrónicos que han salido hace unos pocos años, que son muy buenos. No me refiero a las versiones en balada o rock de temas clásicos. Sencillo, son otros géneros. Como alguien comentó por allí, hasta los géneros vernaculares de la sierra han asimilado instrumentos nuevos y temas nuevos, a tono con la época. Yo no creo que esto sea imposible para la música tradicional limeña, más aún cuando el limeño siempre ha sabido adaptar su presente con la tecnología y nuevas costumbres.

Aún cuando se diga que el limeño actual ya no es de pura cepa, pero considero que la picardía se mantiene, sólo que ha mutado. Incluso, algo como lo que hace Raúl Romero, con todo lo que me puede desagradar él, me parece un buen punto de referencia como era la “polka” con la que iniciaba “Habacilar”. A partir de eso se puede uno hacer una idea de cómo podríamos llevar nuevos temas. La polka es alegría y es joda, algo que los limeños no hemos perdido del todo.

Y no me vengan con esa tendencia a confundir el género de la música criolla con la música afroperuana ni con la marinera o el tondero, que son bailes pero me refiero al género musical. Se prestan elementos, comparten y son compatibles en muchas cosas, pero no son la misma cosa, ojo. Y estas, en su conjunto, conforman la música costeña. Pero veamos: la música afroperuana (festejo, landó, etc.) ha manifestado una actualización evidente que todos le agradecemos a Eva Ayllón, a Julie Freundt y a Guajaja. No es lo mismo ser alegre que ir a tono con los tiempos, y ellos lo han sabido manejar. La marinera, como expresión cultural, también ha recuperado su sitial, y tal sido la defensa de la identidad cultural en el norte al punto que el Concurso Nacional de Marinera es de atención general como para mover fuertemente el auspicio de la empresa privada, al menos de lo que se ve.

Y lo que denominamos “Música Criolla”, que contiene polkas y valses (de obvio origen europeo), que ha asimilado instrumentos, gente de todos los géneros, y temas diversos (amor, discriminación, fiesta, deportes, etc.), que ha podido hacer todo eso en su momento, ¿porqué no habría de replantearse a sí mismo? ¿Es flojera, desidia, roche?

Y no creo tampoco que sea cuestión de mover el Día de la Canción Peruana (antes era “Día de la Canción Criolla”) por su coincidencia con Halloween. No debería moverse de fecha. Incluso, no estaría tan malo que algunos hasta las combinen. Pero da lo mismo que dedicarse a festejar el Día de la Madre sólo el segundo domingo de mayo para luego tenerla olvidada los otros 364 días del año. Una campaña intensiva no tendría que ser un bombardeo intensivo de “criollismo”, al menos no por ahora. Pero podría poco a poco volver a verse como algo COTIDIANO, que creo es donde radica su fuerza. Se ha asumido cierta cotidianeidad de la música criolla: escucharla a la hora del almuerzo, ir a las peñas, tocarla con alguna guitarra cerca. Pero muchos lo ven más como algo “que se desempolva”, justamente porque no la conocen. No es conocerla como lo hace un erudito, sino conocerla como que es un ritmo cotidiano, porque expresa lo cotidiano del comportamiento del limeño, cómo llevaba sus penas, cómo se divertía, y es algo que, como mencioné líneas arriba, aún seguimos expresando.

El tango argentino pasó por una etapa así, y con mucho impulso se renovó y se volvió una opción para el ciudadano promedio. El enka japonés y el trot koreano también están pasando una crisis parecida, y sin embargo hay maneras de cómo se busca preservar el gusto por ese tipo de música, aunque claro, con un fuerte componente pop, que podría ser una vía de supervivencia, pero igual no deja de ser enka o ser trot.

Es eso a lo que me refería con los ritmos vernaculares de la sierra como el huayno (“las folklóricas” que le llaman): han hecho su ritmo y su canción girando a lo “pop”. Pero ello no tiene porqué matar las canciones o el estilo “puro y tradicional”. En el caso del criollismo, conocemos las interpretaciones tradicionales de guitarra y cajón, que los puristas defienden. No hay que contradecir eso: si no se toma en cuenta la tradición, chau criollismo. Pero también deberíamos recordar que los nuevos temas pueden innovar. La canción “Regresa”, en la versión original interpretada por Lucha Reyes llamó la atención por haber incluido acordeón. “Somos amantes”, interpretada por Eva Ayllón, es una canción que tiene elementos de balada pero no deja de ser criolla. O sin ir muy lejos, recordemos el revivir del Bolero a partir de los “Romances” de Luis Miguel…

Es obvio que la promoción que un gobierno y los medios pueden darle a un género pesa muchísimo. En los años 70 la canción criolla era harto promovida por el gobierno nacionalista, cosa que, en los 80, fue disminuyendo como una especie de “revanchita” por parte de los empresarios por haber sido sus líneas editoriales sometidas por la dictadura. Tampoco es cuestión que lo pasen en HTV o en Ritmo Son así nomas, pero ese apoyo es importantísimo. Y no puede quedar en una fiebre marketera o en flor de un día. Nuevamente los exponentes del huayno y del huaylash marcan parte del camino: se puede mantener programas del género en tv abierta y otros espacios, amén de Canal 7, que no deja de hacer su tarea, porque lo es y bienvenida sea. Pero ¿Porqué el criollismo no podría hacer lo mismo? ¿Creen que no tendría rating en otros canales? Pero eso también conlleva adiestrar al público. Nadie estima lo que no conoce. Y en la música criolla hay mucho por conocer.

Termino aclarando que todos los géneros aquí mencionados me gustan. El huayno es parte de la identidad de mi papá, que es cusqueño. Pero yo he nacido aquí en Lima, y me siento más identificado con lo que he escuchado desde niño: la música limeña tradicional. Y no seré un gran conocedor, pero me gusta lo suficiente como para creer que aún se puede hacer algo, para que sobreviva a tanta “modernidad”. Me gustan muchísimo otros géneros musicales (si habrán leído otros artículos de mi blog se darán cuenta de mi eclecticismo), pero la música criolla tiene un sitio especial en mi casa y en mi familia.

En el Cielo se debe estar armando una jarana de rompe y raja. La Reina y Señora de la Canción Criolla ya está allá arriba.

¡En el recuerdo, Doña Jesús Vásquez!

Y se fue Telurica…

A una semana del cierre formal de Telurica.com… Bueno, no podía antes por tiempo y algunas obligaciones. Ahora no hay mucho que decir.

Todo tiene un ciclo, los medios también. Algunos especulan con nuevos proyectos de parte de Inventarte, la casa matriz del videblog.

Yo ya había terminado mi ciclo con Telurica.com el 2008, a casi dos años de creado el videoblog y con alguito más de 500 programas, la mayoría de los cuales los he redactado, editado, uno que otro dirigido, y generalmente, generado temas en conjunto con Raúl Bastante. Fue una etapa donde aprendí mucho. Y así discrepe de manera íntima o abierta con muchas cosas sobre cómo se maneja el micromundo de la denominada “cholósfera”, como mencioné en el video de la cena de despedida (que sale en el último programa), pasé allí dos años de mi existencia, y no digo esa frase así porque así. Me permitió hacer muchas cosas que puedo mostrar ahora. Y además ha permitido que varias propuestas que se le asemejan empiecen a destacar, cada una con un éxito distinto pero al menos el estilo era bien televisable.

Pero quizás, ahora la gente está avocada a conocer más contenidos más diversos. Hablar en internet sobre la internet misma es interesante, pero a estas alturas ya hay una serie de temas que han desbordado las conversaciones en torno a la red, todo se hace a través de redes y hasta ahora no he visto a la web 3.0 que se venía esperando. Quizás se quede por más tiempo del que se creía, pero al final, pasará, y la web 3.0, muy probablemente, sea muy diferente de lo que creían sus profetas.

Pero de momento, no pienso hablar de ello. Aunque en su día, eso pudo haberse tornado inevitable a la hora del lonche.

Ahora se dice mucho que el blog, definitivamente, ya fue. Demasiado epistolar para una masa que sólo puede dedicar concentración suficiente a mensajes como los del celular. No hay dedicación suficiente a largos textos, hay vocación por la inmediatez, etc., amén de otras cosas más. Dudo que haya un próximo concurso de blogs. Quizás de entren más al concurso de tuiteros o facebookseros, pero ello es más difícil de definir. La red recicla su lógica, sus reglas, su emisión y su digestión de contenidos…

No creo que haya un Telurica 2.0, como algunos expresaron por allí. O al menos, no como lo imaginan. El presente ya está en HD, 3D. ¿Cómo sería el futuro, entonces?

_._

Quiero agradecer a toda la gente que ha seguido el programa, al menos, a los que se acordaron de mí cuando salí. También a la gente que acogió a mi amigo Gustavo en la conducción. Por supuesto estoy agradecido de los amigos que conocí a través de los blogs, y cómo no, a Raúl Bastante y también a Javier Albarracín, por haber ideado y desarrollado el proyecto. A la gente de Inventarte, a los primeros en comentar los primeros programas. Y a la gente que de allí me vió en FAQTV. Gracias a todos.

Gracias.