Archivo de la categoría: teatro

Hace 6 años… Italia, Fútbol y Teatro

Hace 6 años exactamente que comencé de manera “oficial” mi carrera actoral. Es decir, ya había hecho un par de obras antes y llevado talleres, pero recién a los 25 años tomé la decisión de convertirme en actor. Algo tarde para algunos, algo temprano para otros, pero la cosa es que decidí hacer de esto mi modo de vida, cosa que potenció también mi aspecto como realizador audiovisual.

El 9 de Julio ha sido una fecha muy especial y se dieron dos eventos que asocio conjuntamente en mi memoria: Italia se coronaba Tetracampeón del mundo en Alemania 2006, en la final de los penales. Eso se televisó temprano por la tarde, cosa que para las 6 ya estaba en el hoy difunto (pero aún derruido) Teatro Montecarlo, para debutar en el musical “Acompañame”, dirigido por Joaquín Vargas, y donde me desempeñé como bailarín, dirigido por el gran Miguel “Cocoa” Huamán, y tuve un pequeño rol como “joven bienvestido” en el segundo acto. A partir de allí creo comenzó mi carrera propiamente dicha. Por eso considero que ha sido mi debut tal cual como actor.

Fue genial haber ido con toda esa buena onda. En la Final del Mundial mi Mamá, Mi Abuelita, mi hermana Pilar y yo estabamos hinchando por Italia (sangre llama a la sangre que le dicen). Después de lo de Zidane y Materazzi en goles, en lo del cabezaso y el penal fallado de Trezeguet, vino el último gol de Fabio Grosso y estallé de felicidad. Mi mamá y mi abuelita estaban con la euforia de ver a Italia Campeón.

Definitivamente no tengo la idea de celebrar mis “10, 20, 50 años de vida artística” ni nada de esas cosas, pero sé que cuando llega Julio por estos días, me acuerdo que salí de casa lleno de felicidad por ver a Italia Campeón del Mundo para bailar y actuar en una obra a todo dar 🙂

¡Qué lindo punto de partida!

Acoso laboral, telefónico, ciberacoso… ¡COMBÁTELOS!

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a8/Ciberacoso.jpg

¡Feliz Año Nuevo 2011 para todos!

Este es mi primer post en mucho tiempo, y quiero aprovechar la ocasión para compartir con ustedes una situación muy fea que me está ocurriendo desde Junio de 2009: Acoso, en sus variantes de acoso telefónico y “ciberacoso“. Sin embargo, hace tres meses he optado por combatirlo de la manera más efectiva: NO cediendo a la provocación. El acoso sigue, pero ya no sufro.

¿Pero cómo así es que se los comento?

La historia es así: desde Junio de 2009 he venido recibiendo llamadas anónimas muy agresivas, con una voz llena de cólera diciendo cosas feas sobre mí y sobre mi labor como actor y productor independiente, insultándome y pretendiendo decir que me “conoce”  y que me va “a sacar la m…”, además de hacerlo repetidamente y a horas diversas, en especial, a medianoche. Esto ha causado consternación en mis amigos y en mi familia. He tenido que cambiar de número y, no exagero cuando digo que aún me preocupa cada vez que veo un nùmero no identificado llamándome.  Antes me dolía muchísimo y me ponía harto tenso. Tenía la duda de si responderle o no, ya veces escuchaba sus mensajes. En otras ocasiones traté de contestarle con su mismo lenguaje a ver si se callaba, pero su acoso no se detenía. De hecho, todavía no se ha detenido, pero sólo hace poco  entendí que el acosador n0 tiene ningún derecho sobre mí.

Estos elementos están presentes en el ACOSO TELEFÓNICO, en el ACOSO LABORAL y en el CIBERACOSO, entre otros tipos de acoso como el Bullying o Mobbing. Esto es una forma vil y baja de maltrato psicológico que no se la deseo a nadie. Lo malo es que nadie está libre de ser víctima de estos atropellos. Pero hay estrategias para afrontarlos. Aquí les detallaré algunas situaciones y cómo abordarlas de la manera más sana.

-Este acoso conlleva sensaciones tales como la preocupación de que sea alguien del entorno cercano, o por lo menos de un conocido. Eso es lo más probable, tanto en mi caso como en el de la mayoría. Por ejemplo, el acosador me decía que me conocía desde el colegio, aunque su tipo de insultos tenía que ver con el ámbito artístico y todo en lo que hago actualmente, por lo que debe ser alguien que me haya conocido en el teatro. Obviamente uno se siente casi paranoico, y puede sembrar cierta desconfianza. Para este tipo de cosas, a la par de ir descartando quién o quiénes podrían ser, busca apoyo en gente en la que realmente puedas confiar. Usualmente los insultos y amenazas incluyen cosas como “nadie te quiere”. Nada más falso. Más bien, recuerda que eres apreciado y querido por tu familia, amigos. Siempre habrá gente que necesite de tí. Esto se relaciona estrechamente con el siguiente punto.

-No caigas al chantaje del sentimiento de culpa. Si te acosa es por algo malo, pero por algo malo que siente esa persona. Por ejemplo, una de las primeras preguntas es “¿a quién hice daño para que me hablen tan horrible?”. la respuesta es: que no te invada la sensación de culpa. Eso es lo que hace que aceptes cualquier castigo como si te lo merecieras. Tú no eres culpable de nada, menos aún de algo que ni siquiera sabes si lo has hecho o no. Si quien te acusa no se revela quién es, entonces, haz de cuenta que, efectivamente, no le debes nada. Y por último, “perdonar es divino”, y se acabó.

Nunca le des validez a cosas horribles que te digan, menos aún si no sabes quién es. El acoso en el trabajo, en el colegio, por teléfono, etc. suele ser anónimo y cobarde. Nunca te dirá realmente quién es. Dirá varios nombres o no dirá ninguno, pero no quien realmente es. El acoso puede venir en grupo, y nadie se hará responsable. Te llaman de teléfonos anónimos, mandan mails con diferentes cuentas y te dirán el mismo mensaje. Pero nunca, nunca le des validez. Porque, si quien te acosa no revela quién es, entonces, es un “señor nadie”. NO TIENE AUTORIDAD. La única persona que tiene autoridad sobre uno es uno mismo.

Las frases típicas de su repertorio son tipo “te odio”, “tu trabajo es una basura”, “no vales nada”, etc. Te las puede decir por teléfono, mandar por mensaje de texto, por mail o dejar comentarios con diversas cuentas en tus redes sociales, videos de youtube o canciones en myspace, etc. Si te incomodan, no le des crédito. Una opción es que las guardes como prueba en caso puedas demandarlo. Otra opción es que las borres y ya está. Ambas son válidas; todo es válido  mientras te sientas cómo tú, no el que mande esos mensajes.

-Por cierto, una de esas frases es “yo te conozco $%”·”&·%$”. Esa actitud de “oye, a tí te hablo” es para intimidarte y hacerte creer que tiene control sobre tí, como un fantasma del cual sabes que existe, que sabe todo de tí pero que no puedes contra él porque no lo conoces. Del mismo modo, en el trabajo o en el colegio, muchas veces los ataques son para hacerte sentir que pueden cagarte, literalmente, porque “te conocen”. Lo dicho: no ceder.

NO PISES EL PALITO. No respondas. En nuestra cultura, mucho se exalta el no quedarse atrás, el no estar callado, y somos muy fácil de provocar. Con eso buscan que uno pise el palito y caiga en un círculo vicioso, como estar en la duda de “no me dejo y respondo”, pero a la vez de “no quiero sufrir”.

El mecanismo parece sencillo: Cuando uno es provocado por alguien, se ofusca. Y si el acoso es anónimo, peor va a ser la confusión. Eso se mezcla con la cólera y la indignación, que pueden ser naturales hasta cierto punto. Entonces uno quiere responder. Pero si no sabes quien es, te preocupas más y más… Allí es cuando te sientes incapaz de resolver esa situación. Por lo tanto, te frustra, te sientes débil y eso va minando tus capacidades. Por eso no hagas caso de un acoso anónimo. Y si te acosan en grupo, es que es OBVIO que no pueden atacar uno por uno.

-Y de pasadita, si alguien en la calle te provoca, tampoco sigas el juego, porque nadie ataca si no es para salir ganando. Algo debe haber por allí. Si alguien te dice “gallina” o “maricón”, no seas fosforito. Además, no te llamas así. Si dicen “oye tú, el de rojo”, tú simplemente piensa “conmigo no es”. Punto.

-A mí me ocurrió que he tenido que cambiar de teléfono celular y hasta de mi casa. Con meter a mi casa, metió a mi familia, y eso ya pasó del límite. Pero aún así, no pierdas el control de tí mismo. Este tipo de persona, si quiere hacer el mal, lo hará de todas maneras. Cambiar el fono es prudente, pero si sigue, no te compliques y no caigas en su juego. No tienes que cambiarte de identidad sólo proque a un tipo con problemas mentales se le metió en la cabeza que con matarte psicológicamente va a poder compensar su incapacidad.

-Ahora es más sencillo ubicar el número de una persona. Lo más sano es, simplemente, no hacerle caso y no tener que escuchar todo su rollo. Lo que quiere es que lo escuches. Pues no lo hagas. Y si te dice “oye, porque no me escuchas”, simplemente piensa que no te da la gana. Si fuera gente, te diría lo que piensa de tí frente a frente, pero no es el caso. Entonces, que no fastidie.

Perfil del acosador: Este tipo de cosas se da muchas veces porque el acosador, en verdad, padece envidia, así pretenda decir lo contrario. Usualmente ocurre porque se siente inferior. Si te parece que esto es muy usado y bla bla bla, simplemente piensa que el modo cómo te acosa es proporcional a su grado de envidia. Por ejemplo, si te acosan en tu trabajo es porque tu mod0 de hacer las cosas es diferente. Si juegas bien al fútbol, de hecho los más troncos te van a querer bajar a patadas. Si eres buen contador, los más flojos van a sabotear tu trabajo poco a poco. Si eres buen actor, los actores pésimos dirán por lo bajo que eres malo. Si eres buen alumno, los que están con riesgo de jalar te van a querer hacer caer de algo. Si eres autosuficiente, los arrastrados te dirán y harán cosas horribles para desmerecer tus trabajos, incluso a tus mejores logros.

Si quieres una voz autorizada para definir el perfil del acosador, aquí te va, puesto que son personas…

” resentidas, frustradas, envidiosas, celosas o egoístas, teniendo uno, o varios o todos estos rasgos en mayor o menor medida. Están necesitadas de admiración, reconocimiento y protagonismo y lo que quieren es figurar, ascender o aparentar, aun cuando simplemente deseen hacer daño o anular a otra persona”.

(Pedro Rodríguez López. “El Acoso moral en el trabajo”. DIJUSA, 2004)

No te calles. Cuéntales y comparte lo que pasa. CONFIA  EN TUS AMIGOS DE VERDAD. CONFÍA EN TU FAMILIA. Sonará algo extraño, pero no hay nada peor que creerse desarmado y desolado. Lo que buscan es que abandones lo que haces bien… y te sientas destruido.

Ahora, un elemento importante es el perdón. Esto no quiere decir que no tenga que pagar por lo que hace. Pero que sea por lo que hace, no por quien es. De hecho su proceder está equivocado, y por sus características psicológicas, quizás ni siquiera sepa realmente el daño que está haciendo. Pero uno no tiene que dejarse consumir por el rencor. Y ojo, no tengas vergüenza en buscar ayuda profesional. El maltrato psicológico es un problema como cualquier otro.

Uno tiene ciertos derechos: derecho a ser tratado con respeto y dignidad y a hacerlos valer. Si alguien vulnera esos derechos, protégelos. Esos son tus derechos asertivos y son tan tuyos como que eres dueño de tu destino, de lo que sientas y de lo que quieras hacer.

Recuerda también que pueden haber varias maneras de resolver un mismo problema. Además, para que pague su culpa, están los procedimientos legales. Si tienes pruebas contudentes de quien es y lo que hizo, de hecho que la ley estará contigo. Si aún no sabes quién es, igual, no te presiones. Que él o ella se presione solo o sola. La razón de ser de un acosador es que su víctima se suicide moral y psicológicamente. Pero si no puede conseguirlo, quien terminará mal será él, no tú. Si no puede resolver los problemas con uno frente a frente, entonces no los ha resuelto con él mismo.

Si necesitan links, éstos les pueden ayudar como me ayudaron a mí:

El Blog del profesor Iñaki Piñuel

http://acosopsicologico.blogspot.com/

Wikipedia aqui es bastante útil

http://es.wikipedia.org/wiki/Acosador

http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberacoso

Y algunos más:

http://www.acosomoral.org/indexpi%F1uel.htm

http://robertocastroboniche.blogspot.com/2006/02/mobbing-perfil-del-acosador.html

http://www.psicologia-online.com/ebooks/riesgos/capitulo5_8.shtml

En especial,recuerden que todos tenemos DERECHOS ASERTIVOS que podemos ejercer:

http://www.psicologia-online.com/colaboradores/jc_vicente/derechos.htm

Yo no soy famoso todavía y ya tengo un acosador… Creía que sólo las estrellas tenían gente acosándolos. Bueno, ahora estoy en ese club. Si alguna vez saliera en E! Entertainment, ya tengo para comentar una historia de famosos de cuando todavía era “misio”.

¡LA VIDA SIGUE AMIGOS, Y SI ES PARA ALGO BUENO NO SE DETENGAN!

¡ QUE TENGAN UN FELIZ AÑO NUEVO MMXI !

Apoyemos a Rodrigo – Función teatral benéfica

Hago presente este mail de Onassis Toro para apoyar a Rodrigo Alonso Núñez Prieto:

FUNCIÓN TEATRAL BENÉFICA  EN LA ENSAD

Esta única función está destinada para recaudar fondos para subvencionar los gastos médicos de nuestro amigo Rodrigo Alonso Núñez prieto que se encuentra muy delicado de salud

PRESENTAN:

“PANDANGÁN”
La tropa del eclipse

Sobre la obra:

PAN.. DAN.. GÁN!! Es una palabra onomatopéyica que hace referencia a un golpe como pum, crash o boing. Es una comedia hacia  una constante reflexión del ser humano, graciosa, patética, hilarante y hasta delirante. En este espectáculo se satiriza un día en la vida  cotidiana  de un personaje como cualquiera, inmerso en una sociedad como cualquiera. La atmosfera, la música y los efectos de sonido  juegan un papel predominante en este montaje, ya que mediante estos, la memoria nos trae recuerdos y vivencias que nos hacen muchas veces recapacitar de nuestra vida y nuestros actos. Una caricia, un objeto, una palabra, son suficientes para que esos recuerdos vengan a nosotros sin que los llamemos y de una manera fugaz ágil y placentera nos ayude en contra de frustraciones, delirios y hasta la posibilidad de un suicidio. Y sin otra pretensión; NOS DEVUELVA LA VIDA.

Este espectáculo está bajo la dirección escénica de ALEX TICONA y la dirección actoral de CARLOS CRIADO, la actuación recae en ENZO GÁRATE, el cual combina diferentes técnicas, tomando como punto de partida el payaso AUGUSTO del circo y la pantomima. Así logra brindarnos a escenario vacío, con maestría y discreción una HISTORIA que se convierte en algo mágico lleno de contenido y ternura; siendo definitivamente una ¡APUESTA POR LA VIDA!

PANDANGÁN!!! Es una creación de Alex Ticona y Carlos Criado; a su  vez es un homenaje a los Augustos y viejos payasos del circo: Remi, Petit y chocololat,  los hermanos Fratellini, Charles Chaplin, Popov y todos aquello que nos mostraron que ser payaso esta  mas allá de ponerse una nariz

PRODUCCION GENERAL:
LA TROPA DEL ECLIPSE

22 de octubre del 2009
Jueves 22

Hora: 7:30 pm
TEATRO DE LA ENSAD – PARQUE DE LA EXPOSICION

Donación: S/.10.00

I n f o r m e s  y  r e s e r v a s : 993078628/ luis17sandercock@hotmail.com
capacidad limitada
Promoción y Difusión Cultural
ENSAD – LA TROPA DEL ECLIPSE  Móvil: 993078628

Pinocho en la Calle

[pinocho_flyer_AAA.jpg]

Pinocho en la Calle” es una obra producida por MANITAS TEATRO (de Alicia Olivares, Onassis Toro y Yuri Cárdenas) y dirigida por Ismael Contreras, el mismo director de “Achikée, La tierra seca” (Que se presenta en el CAFAE también por estos días). Fui a ver ambas y son, a mi gusto, muy buenas. En este post hablaré de “Pinocho en la Calle” (también les hablaré de Achikée luego).

Está actuando mis amigos Onassis Toro, mi compañero de elenco en “Los Profesores” en el 2007; Mayella Lloclla (no necesita mayor presentación 😛 ); César Chirinos, mimo, un plus tremendo para desarrollar sus personajes; y Lolo Balbín, a quien recién lo he visto, pero que me pareció muy bueno su trabajo.

La verdad, la recomiendo. Porque desde hace tiempo el teatro para niños (para público infantil) en Lima, al menos, viene reclamando obras que no los traten como si no se dieran cuenta de las cosas, como si fueran unos tontos. Las propuestas de teatro infantil, ya sea sobre cuentos de hadas medievales, adaptaciones de otros relatos, obras originales o musicales, lo que fuera, deben considerar que el público infantil es exigente, más aún en ésta época donde las circunstancias les hacen ver las cosas cada vez con menos inocencia. Y ahora es difícil evitar que los niños comparen lo que ven en un escenario con la cotidianeidad de la calle: niños pidiendo limosna, explotación, pobreza, peligros, etc. Las dos obras que he visto de Ismael, en verdad, han sabido capear estos detalles, conjugando la realidad cotidiana con la fantasía. Además, usa muchas referencias tradicionales peruanas y al mismo tiempo mete referencias de cultura pop. ¡Es muy divertido, de veras! La figura del Hada Madrina es reemplazada por un espíritu de los árboles de la Amazonía peruana, hay acrobacias y hasta un guiño a Michael Jackson 😛

La actuación de Mayella Lloclla, Onassis Toro, César Chirinos y Lolo Balbín es muy buena, y no lo digo sólo porque sean mis amigos o haya compartido escenario anteriormente. Cualquiera que pueda ver el trabajo en escena que hacen usando muy bien la corporalidad y llevando ingeniosamente el montaje. Manitas Teatro lo ha llevado todo muy bien. Véanla. Yo sí me vacilé un montón. He hecho teatro para niños y del bueno, creo. Así que si un montaje me divierte y me hace pensar al mismo tiempo, ¿Qué no se divertirá y aprenderá un niño aquí? Yo me divertí MUCHÍSIMO 😀

Aquí les dejo los datos:

Versión libre y Dirección Artística:
ISMAEL CONTRERAS

Elenco:
MAYELLA LLOCLLA
ONASIS TORO
CÉSAR CHIRINOS
LOLO BALBIN

Diseño y Realización de Escenografía /
Iluminación:

JORGE LUIS RODRÍGUEZ

Asistencia de Producción:
ESTEFANÍA RODRÍGUEZ

FUNCIONES:
Septiembre: Sábados 19 y 26
Octubre: Todos los sábados y domingos
Hora: 4:00 PM

ENTRADA GENERAL: S/. 15.00

Venta de entradas en TU ENTRADA de Plaza Vea y Vivanda
y
en la boletería de la AAA
(promoción especial presentando flyer)

PRODUCCION: ALICIA OLIVARES / YURI CÁRDENAS

**Para Funciones Itinerantes: 9914-72661 / 9973-18921**
manitasteatro@yahoo.es

Elvira Travesí

Murió Elvira Travesí.

Muchos de mis amigos no la conocen, incluso los de teatro porque no ha sido una actriz familiar a la gente de mi generación. Yo tampoco la he conocido directamente (teatro), y cuando regresó hace unos años al Perú a recibir homenajes yo ya no pude verlos por una serie de inconvenientes. Sin embargo, me ocurría lo que me pasa siempre con la gente y los hechos que me son familiares: al tenerlos de manera recurrente en mi cabeza, siento que un homenaje suele ser más el formalismo. Suelo tenerlos presentes todo el tiempo y prefiero que sea así, antes que una solemnidad, a veces demasiado articulada.

Pero bueno, si Elvira Travesí no ha sido un referente directo en mi generación, no he visto aún “Maruja en el infierno” (película donde ella aparece) y menos la ví actuar en el teatro, entonces, ¿porqué me tiene que ser familiar? Sonará extraño y hasta atorrante, pero me ha sido familiar por algunas razones: 1) Mi madre siempre la mencionó como una gran actriz de teatro desde que tengo uso de razón; 2) mis profesores, sobre todo Herman Herman (Q.E.P.D.), me han contado ejemplos muy interesantes sobre su habilidad en escena; y 3) haber visto completa la repetición de “Nino: Las cosas simples de la vida”. Allí fue donde constaté algo de lo que mi madre y mis maestros me habían dicho durante años.

Nunca la ví en las tablas ni tenía ya chance alguna de hacerlo, pero repasando lo que hizo con su personaje de “Doña Santa” me doy cuenta que era una mujer de bastante carácter y presencia escénica, que realmente era actriz con oficio y harta clase. Probablemente debió ser tener caracterizaciones muy intensas en sus temporadas teatrales y a la vez mucho carisma, cosas que son muy difíciles de conjugar. Digo esto porque hay ya varios actores y actrices de cierta veteranía en nuestro medio que optan por lo fácil y cómodo, “jugando para la tribuna” al apoyarse en un par de gestos “llamativos” que dan lo mismo para el escenario y para el afiche, chocheando más de la cuenta y viviendo de su prestigio ganado en el pasado a base de esfuerzo, pero que hacen creer a mucha gente que un par de poses o inflexiones al hablar, características en ellos, son suficientes para justificar el ticket pagado. Y lo consiguen. No trabajan mal, pero ya padecen cierto relajo.

En lo poquísimo que ví de Elvira Travesí he notado que no perdía la fuerza nunca. Intuyo que su vena iba para personajes intensos en diversos niveles. Esto lo saco de un ejemplo que Herman Herman contó en una clase: Elvira Travesí tuvo una temporada con un personaje que no parecía muy notorio en la obra, pero tenía su peso porque hacía de suegra, si mal no recuerdo. Entonces, ella tenía una escena suegra-nuera en la cocina con un conflicto interno muy fuerte, pero que debía de disimular. Y aquí viene cómo se hizo notar ante el público y la crítica: Para esta escena, Travesí le mostraba a su antagonista una cara de aparente normalidad, mientras sus manos cortaban las verduras de manera nerviosa. Tenía una concentración a un nivel en que cabeza y brazos expresaban dos aspectos diferentes dentro de la tensión que su personaje atravesaba. Herman Herman contó que con esto se llevó al bolsillo a la crítica y fue elegida la mejor actriz del año, o al menos volvió a imponerse como una de las mejores.

Ahora, lo que mi madre siempre me mencionó es que antes los actores solían trabajar en compañías teatrales y los clanes de actores tenían varias generaciones dedicadas a las tablas. Bueno, esto medio mundo lo sabe. Pero lo menciono como algo que no veo ahora. Me parece exótico. De hecho, cada director reconocido tiene derecho a llamar a quien considere conveniente. Pero aquí el teatro (el comercial, sobre todo) parece un medio para legitimar la carrera de gente de televisión. Esto no es un delito. Sin embargo antes la cantera para el cine y la televisión eran siempre los actores de teatro. Que sean códigos distintos no quita que un actor de teatro no pueda adaptarse. ¿Y qué tiene que ver con Elvira Travesí? Pues ella actuaba desde pequeña en una familia de actores, su hijas Liz y Gloria María Ureta también son exitosas actrices y ya huelga hablar del resto de su familia: Son todo un clan de actores y actrices de los que mi madre solía comentarme que  han destacado en cine y televisión sin abandonar nunca su raíz, el teatro.

Colocaré, como medio mundo, el video de “Nino: las cosas simples de la vida”, y no veo porqué no. De lo poco que supe de ella es inspirador, y no exagero. Ojalá algún día también pueda arrancar comentarios semejantes sobre mi desempeño en un escenario. No descansaré hasta conseguirlo.

¡Gracias, Elvira Travesí!

_._

Bonus Track: Hablando de Nino…

Allí estaba también Gloria María Ureta, Arturo Puig (¡Cuando “Grande Pa!” estaba más joven!) y un jovencísimo Osvaldo Cattone. Esta es una producción que quisiera volver a ver. La estaban dando en la época cuando me fuí a Japón por primera vez y regresé a tiempo para ver cómo se estaba salvando el barrio de ser demolido por mandato de la millonaria madre de Cattone en la novela. En esa época estaba aprendiendo a preparar pizzas, y al hacer la masa de noche, me quedaba a seguir la historia durante la madrugada cuando la cambiaron de horario. Tenía muchos personajes simpáticos y bien delineados. Era una telenovela de su época, inocente a veces, pero muy efectiva y nada sosa. Los buenos y los malos (que no eran tan malos tampoco) tenían conflictos, habían muchas barreras que se rompían y la tensión se mantenía. Una buena historia que ahora mantendría muchos de sus matices originales fácilmente adaptados a nuestra actualidad: discriminación, inmigración, modernidad versus tradición, intereses económicos, inseguridad, negocios emergentes, etc. No me llamó la atención el remake de 1996 con Christian Thorsen (no sé porque esa adaptación en general me pareció algo tirada de los pelos), pero sí me identifiqué mucho con el protagonista, el Nino de Enzo Viena. Y prefiero recordarlo como el Nino original. Me gustaría tener la ocasión de interpretarlo alguna vez. Me recuerda mucho a Rocky.

LA MARCHA DE AYER JUEVES

Nota 1: ¿Qué posición hubieran tomado Miguel Grau Seminario o Don Manuel González Prada en este problema? Ya saben sus biografías y dudo que huieran postulado por alguna opción de izquierda actualmente. Pero igual, ¿qué hubieran hecho ellos dos?

Nota 2: Es curioso. El mes de Mayo pasado estuve en el elenco de “Causa Común“, obra estrenada en la AAA donde se mostraba a un grupo de estudiantes que se manifestaba contra las injusticias del gobierno. Yo interpretaba a uno de esos estudiantes. La obra comenzaba con la recreación de una marcha estudiantil reprimida con bombas lacrimógenas. La última función fue hace menos dos semanas…

Ayer, 11 de Junio de 2009, ocurrió la marcha de apoyo a las comunidades nativas de la Amazonía. Arrancó a las 2pm, desde la Plaza Dos de Mayo y atravesó la Av. La Colmena y la Plaza San Martín. Yo llegué a las  3:30 aproximadamente. Llegué solo, cuando el grueso de la manifestación estaba alejándose de la sede del Congreso, en la Av. Abancay, conversando con otros dos jóvenes que también estaban llegando recién y a los que perdí de vista entre la multitud. No he visto directamente los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía que pasaron en la tele, pero alcancé a ver las bombas lacrimógenas cayendo cerca, en la pista, obligando a la gente a replegarse hasta la Plaza San Martín.

Debo decir que es la primera marcha de este tipo en la que participo. Durante mucho tiempo no era dado a meterme a este tipo de protestas porque creía que no darían resultado: Fujimori renunció por un vladivideo, cosa que no consiguieron tantas marchas. Ahora tengo mucho más por perder que antes, pero también tengo más conciencia de todo, más allá del arrojo de la edad y todo eso. Sin embargo, los sucesos de Bagua me dan a pensar que esta puede ser la última gran oportunidad de la gente de expresar su indignación. Se nos vienen las elecciones del 2011 y dicen que nuestras opciones se reducen a estar entre el cáncer y el sida. ¿Es que nosotros no podemos producir alternativas nuevas? Y si efectivamente, estamos entre la espada y la pared,entonces, ¿quedará algo por rescatar?

Regresando a la plaza San Martín, todos quedamos concentrados allí como dos horas. Y digo “todos quedamos concentrados” porque me incluí en ese momento en un conjunto de gente que incluía nativos, estudiantes, artistas (músicos, malabaristas), grupos a los que no estoy afiliado (Fonavistas, CGTP), o simplemente con los que no suelo comulgar: socialistas, feministas, homosexuales, humalistas, etc. Sin embargo, en ese momento, más allá de la oportunista arenga política que algunos han lanzado por allí, todos hemos estado concentrados para expresar algo en común: HAY UNA INJUSTICIA EN LA AMAZONÍA QUE NO PUEDE SEGUIR: Injusticia con los nativos, injusticia con los demás ciudadanos, injusticia con la aplicación de leyes a la fuerza con las que se depredaría la selva peor de lo que está.

Así, se sucedieron discursos de representantes de los diversos grupos. Los policías estaban rodeando la Plaza. Había mucha expectativa, aunque también había gente que parecía atravesar la plaza como si hiciera turismo: me refiero a los mismos limeños.

Sentí fastidio por lo de la “suspensión” del Decreto 1090 (que no me parece la solución adecuada). Y para qué lo niego: también sentí miedo. Miedo de que esto degenere en más muertes, miedo de que esta protesta caiga en saco roto, miedo de que de repente yo ya no pueda regresar a casa, miedo incluso de quedarme sin chamba (que creo es uno de los mas fuertes hoy por hoy), miedo de enemistarme con algunos amigos. Pero los miedos hay que enfrentarlos alguna vez y listos para sobreponerse. Me acuerdo de Aldo Gil Crisóstomo, quien quedó tuerto e indignado con el resultado de la marcha de los 4 suyos. ¿Servirá esta vez?

A eso de las 5 y media se sumó un amigo, ‘K’ (me reservo el derecho de llamarlo así para no exponerlo. Como yo, también trabaja con la imagen), quien vino de su universidad particular para unirse a la marcha. Nunca frecuentó el centro de Lima, pero lo fue conociendo de la manera más ruda, en las calles. La concentración tomó rumbo hacia la Plaza Francia, camino al Ministerio de Defensa. Marchamos junto con un grupo de nativos que estaban tocando música junto con un acompañamiento de estudiantes.

_._

En la Plaza Francia, marchando, reconocí al poeta Rodolfo Ybarra preparando unos stenciles con una chica. Me acerqué a saludarlo y me presenté como un “blogger comercial”, que, de algún modo me define un poco, pues usualmente saco contenido “fresa”, “banal” y bastante pop, muy aparte que tengo algo como FAQTV, que es entretenimiento puro y humor del absurdo. En verdad, me emocioné. No he leído sus libros todavía, pero frecuento su blog desde el año pasado. Es curioso cómo lo conocí y en qué circunstancias. Ybarra correspondió al saludo muy amablemente. La verdad creía que podría ser en Quilca, pero no me he dado tiempo de ir al Centro Cultural “El Averno”, con Los Poetas del Asfalto. Pero así ocurrió. Y justo cuando estaban con los stenciles, se acercan por lo menos unos 10 policías con sus escudos y sus palos y nos separaron. La chica que estaba con Ybarra cayó al suelo e iba a ser apaleada por tres guardias. Yo estuve cerca como para ella que gane tiempo y se escape, aunque a mí mismo casi me agarran también. Los uniformados estaban avanzando. Nos dispersamos todos y al volver la cabeza ya les habíamos perdido el rastro al poeta y a la chica. Ojalá no les haya pasado nada sórdido.

Avancé con ‘K’ dentro de un grupo pequeño que incluía nativos y estudiantes de la Villareal, todos a manifestarse hasta el frente de la misma “Casa del Pueblo”, la sede del partido aprista en la Av. Alfonso Ugarte. Otro grupo llegó hasta el Ministerio de Defensa. Los que estuvimos en Alfonso Ugarte no duramos mucho: Se hizo sentir una comezón en la nariz por un olor como a pimienta. Los ojos empezaron a enrojecer y la gente tuvo que dispersarse.

Luego de comer un poco en el camino, llegué a casa sano y casi ileso (me refiero a los golpes recibidos en mi pierna y en mi brazo allí en la Plaza Francia), esto a las 9 mas o menos. ‘K’ ya estaba en su casa también, sin novedad pero con la voz ronca de tanto gritar.

_._

Ruego por que esta situación termine cuanto antes, pero a la vez espero que los limeños no hayan olvidado su vocación de protesta. En provincias la cosa está fuerte, a veces con saldos materiales tan graves que la pregunta que suele hacerse es “quién provoca a quién”. No deseo tampoco que las marchas en Lima se vuelvan una masacre. Menos aún voy a apelar al discurso de exigir “mártires” ni esas cosas.

Se preocuparon en casa cuando les dije lo de la marcha. Pero pensé en ellos cuando estaba caminando en la manifestación. Mi padre marchaba con el sindicato en Cusco en los sesenta años. Mi madre lo hizo en los setenta aquí en Lima como estudiante y luego como profesora. Somos de clase media, tenemos nuestras comodidades y nuestras carencias. Mis hermanas y yo tenemos ambiciones y sueños. Esto no nos marca necesariamente como revoltosos, pero tampoco podíamos callarnos.

Y no tengo porqué obligar a nadie a que esté de acuerdo, ni siquiera a mis amigos, aunque sé que lo entenderán.

Trabajo en un medio “banalizable” como la Internet y me dedico al entretenimiento. Y no lo considero incompatible. Si Susan Sarandon o George Clooney hubieran ido también a la protesta de ayer, quizás no los hubieran tocado (Bueno, Sean Penn o Danny Glover hubieran sido considerados “humalistas de plató”)… también si aguantaban la marcha entera como aquellos que estuvieron desde el mero inicio. Estuvieron varios actores nacionales como Pablo Saldarriaga, Magali Solier, la germana de nacimiento Q’orianka Kilcher etc., algunos más enfrentados con la policía que los otros. No todos los que fueron me caen ni me tienen que caer bien… pero en algo teníamos que coincidir.

_._

Hay muchos ejemplos de héroes con los que estamos familiarizados y a los cuales nos ponen como ejemplos, pero que a su vez nos objetan si es que queremos imitarlos. Siento que es así. Y lo peor es que se confunde “mesura” con “sumisión”, “mano firme” con “represión”, y así seguimos agrediéndonos entre nosotros. Si les parece realmente pernicioso el Che Guevara como ejemplo a seguir (junto con Alfonso Barrantes, los únicos socialistas a los que les tengo respeto), entonces, no comercialicen más su imagen, que habrá siempre alguien preguntando “¿Y porqué se lo considera un ejemplo…?”, porque fue consecuente y murió por lo que creía.

Protestar e indignarse no significa ser sólo de izquierdas. Yo sé que estoy inmerso en un sistema como éste que es necesario cambiar, pero no será todo de la noche a la mañana. Nos movilizamos en transportes que dependen del petróleo y eso cambiará con los años. Igual, ni Alan ni ningún gobernante o político va a estar activo toda su vida ni por toda la eternidad. Siempre habrán acuerdos y desacuerdos. Me seguirá gustando el fútbol y tomaré gaseosa como también tomaré agua, pero no sé si en el futuro pueda decir lo mismo.

Pero creo que al menos algotrascendente se puede hacer, amigos.